Wednesday, January 16, 2013

Monólogo de mi amigo el Guía

-->
A: Willy

De buen físico y sin fumar, así has de venir. Esto no es para cualquiera. De una te digo, es macha la subida y no siempre se puede: primero hay que pedirle permiso al taita y a la mama. ¡No a tus taitas! A la montaña y al clima. Porque, eso si, puedes tener el mejor físico, pero siempre podrá ser que, o la montaña o el clima te impidan lo que buscas. Verás: la montaña es caprichosa, es como mujer, o como algunitos, medios raros, que no se dejan nomás por cualquiera; y el clima es celoso, no le gusta que monten nomás la montaña.

Te explico cómo es el asunto: tempranito has de venir, abrigadito has de venir, bien desayunadito has de venir. Luego, cogemos las cosas, que son pesadas, metemos al carro y nos vamos hasta la basesita de la montaña. Desde ahí, ya te vas dando cuenta de la pendejada a la que te metiste. Luego, a montar todo, a lomo de buey, o sea, te lo pones en la espalda. Las mochilas y lo demás, te doy yo, no te preocupes. Ya que veas cómo pesa, ahí vuelta te tiembla. Es que, te digo, hermano, no es para cualquiera esto de la montaña.

Listo, puesto el burro la mochila, hay que empezar a subir. Calcula, por lo menos tres kilómetros de cuesta, con un quintal en la espalda. Y si te duelen las rodillas, vendrás con ungüento de chugchuguasa, que es buenaso, porque las rodillas se te han de hacer mierda. Macho es el asunto. Pero si las gringuitas llegan, vos también tienes que llegar.

De ahí, llegas al refugio, si quieres, paramos para que te tomes algo, pero mejor es seguir antes que se cierre el clima. Sigues subiendo, llegas al glaciar. Hasta ahí todo es chévere, porque se sube nomás, así, sin nada. Pero ya te empieza a pesar la mochila.

¿Que la mochila lleva el burro? A vos te estoy diciendo, burro, que tienes que llevar la mochila.

Bueno, ya si llegas a la cumbre, contando que te acolite el clima y la montaña, has de llegar sacado la lengua. Yo por eso me dejé la barba, para que no se note, je je. Pero ya arriba, es plenísimo, si te toca día abierto, ves hasta cómo se dobla la Tierra, te sientes dueño de la creación, taita Dios. Ese es el peor momento de todos, porque ya levantas las manos, dices “chucha, ya llegué”; ya te sientas un rato a disfrutar de tu logro y te sientes realizado, pero, aguanta pues: hay que bajar, pues.

Que dijiste, de acá me bajan en helicóptero, no guambrito, hay que bajar caminando. La ventaja es que la mochila pesa menos, porque ya te tomas bastante agua y comes algo, pero las piernas no te funcionan igual. Vos que crees, que por ser bajada es fácil?. No, mi hermano. Jodida es la bajada también. La mayoría de accidentes de montaña no son subiendo, sino bajando.

Supongamos que todo sale bien, buen clima y todo lo demás. Llegas al refugio, ahí si has de pedir a gritos un caldito de pollo o un chocolate caliente. Depende la hora a la que lleguemos, nos hemos de tomar el chocolatito. Pero todavía falta la bajada, veras. No ves que las cosas no llegan solas a la agencia, hay que ir a buscar el carro, que se quedó en la base de la montaña. Pero, lo que es más duro, ya caminaste, ese poquito que falta bajar, no te va a costar. Aunque, si duele, porque ya reposaste en el refugio, y volver a poner en marcha el cuerpo maltratado, si es fuerte. Pero ya son los últimos tramos.

Llegamos al carro, y ahí ya me encargo yo de todo, para vos se acabó el viaje, a menos que quieras regresar por la parte sur, conociendo los poblados. Pero lo más seguro es que topas el carro y te duermes.

Lo malo es que te va a tocar hacer otro viaje, porque de ley te olvidas la cámara de fotos.

Bueno, eso es el asunto de la montaña. ¿Que dices, le haces o no?

6 comments:

  1. Me encanto!!! Es como estarle escuchando a tu amigo el guia muy buen escrito!! definitivo me encanta lo que haces!!!

    ReplyDelete
    Replies
    1. Quien conoce al Willy sabe que es así, jajajaja

      Delete
  2. Que manera tan divertida de relatar la experiencia, genial el monólogo. Continua el Blog esta muy bien.

    ReplyDelete
  3. Muchas gracias por los comentarios. Deberían conocer a mi amigo Willy, jeje. Les invito a revisar otras entradas de este blog, ojalá les guste.

    ReplyDelete
  4. Excelente descripción..! Literal tal cual.! recién cuando llegas a la cima te das cuenta que estas tan solo a la mitad del camino..y cuando has logrado regresar al refugio llegas al carro y "te quedas dormido.." pero despues de todo una gran experiencia.

    Lastima que el Coto se está reactivando..

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias por leerme y dejar tus comentarios. Deberías conocer a mi amigo Willy, de la agencia Neiges, es un tipo genial y, según me han dicho mis amigos, si he logrado representar sus palabras. jajaja. Si eres latacungueño te invito a revisar soydelata.blogspot.com En todo caso, espero sigas revisando este blog y, ojalá, encuentres algo que merezca también un comentario.

      Delete

Comenta cuanto gustes.